Para reducir más la movilidad, disminuir el riesgo de contagio y descongestionar UCIs, los trabajadores/as de actividades NO esenciales deberán permanecer en casa.